WhatsApp
Cerrar
Type at least 1 character to search

¿Qué es y por qué un buyer persona es importante para tu estrategia digital?

¿Qué es y por qué un buyer persona es importante para tu estrategia digital?

Tal y como lo explica el diccionario de marketing se considera buyer persona a una representación semi-ficticia de un potencial consumidor final, construida a partir de cierta información relativa al mismo, por ejemplo: información demográfica, de conocimiento, necesidades, motivaciones, profesión, etc.

Lo que se busca con un buyer persona es intentar comprender al cliente que busca captarse: cuáles son sus intereses, cuáles sus necesidades, cuál es su tipo de vida, que bienes o servicios consume, qué le atrae de los mismos y demás.

En otras palabras el buyer persona es un arquetipo de cliente ideal para el bien o servicio que la compañía ofrece. Como las empresas están constantemente en la búsqueda y la creación de contenido de valor que despierte el interés del consumidor al cual el producto o servicio va dirigido, la creación de un buyer persona es de vital importancia.

¿Cómo desarrollar un buyer persona?

En principio, se deben recopilar datos e información relevante utilizando distintos modos o herramientas de investigación, ya sean encuestas, entrevistas o estudios generales de mercado. Siempre debe apuntarse para la recopilación de información a aquellos individuos cuyo perfil sea coincidente con el del consumidor que estamos intentando atraer.

El foco de la información debe ser diverso, puesto que se busca recabar información de distinto tipo: demográfica, de empleo, hobbies, necesidades diarias, objetivos, inquietudes, modo de adquirir información, páginas webs que usualmente utiliza, entre otras. Las preguntas a realizar son diversas y variadas, puede programarse de antemano un cuestionario para que funcione como guía.

A partir de toda la información recolectada, se debe crear un perfil del potencial cliente, con todos los datos que se consideren notables.

Ventajas de definir un buyer persona

Existen diferentes ventajas de definir un arquetipo de consumidor. En principio ayuda a conocer mejor al público al que el bien o el servicio va dirigido, indica qué tipo de contenido crear y cómo llevar adelante al mismo.

Al conocer a los potenciales clientes, sus intereses, sus inquietudes, sus necesidades, el modo en que generalmente suple a las mismas, así como también los datos sociodemograficos de aquellos, resulta más sencillo crear contenido de calidad que marque la diferencia.

Al conocer a quien va dirigido lo que deseamos vender, se optimizan los recursos de marketing. Habiendo identificado al buyer persona, los recursos se optimizan con relación a aquel.

buyer persona

¿Por qué definir un buyer persona?

La creación de buyer personas es una estretagia fundamental de marketing digital. Al crear al mismo mediante la recopilación concreta de datos e información, se busca enviar el mensaje correcto a los individuos correctos, exponenciando las posibilidades de éxito.

No se gastan recursos dónde no deben ser gastados: se focalizan las herramientas en un único objetivo que surge de la creación de éste tipo de individuo. En caso de que una empresa no tenga una buyer persona definida, puede que la estrategia se pierda y se genere un dispendio de gastos y recursos que no otorga beneficio alguno.

Un negocio requiere de la creación de buyer personas, para determinar el tipo de contenido que debe generarse, definir el modo de brindar el mismo, y generar y definir las estrategias correctas de marketing digital.

Principales ventajas de definir un arquetipo

Las ventajas de definir un buyer persona son variadas. La configuración de un arquetipo ayuda a conocer mejor al público al cual la empresa se dirige, al perfil del potencial cliente.

Además, conociendo los intereses e inquietudes de los usuarios que desean atraerse, se sabe qué tipo de contenido crear y de qué forma hacerlo.

Se tendrá un conocimiento más preciso sobre como interactúa el cliente con su entorno: que redes sociales utiliza, que blogs sigue, que búsquedas realiza en Internet; todo ello posibilita la creación y el desarrollo de estrategias precisas que favorecen al crecimiento de la empresa.

También se optimizan los recursos de marketing de la compañía, puesto que las estrategias comenzarán a optimizarse, quitando la incertidumbre y el riesgo de programar sin saber.

Riesgos para una empresa que no tiene un buyer persona

Como se adelantó anteriormente, el modelo de buyer persona es indispensable para un proceso de compra adecuado y afín con los objetivos de la empresa que brinda los bienes o servicios.

Aquella compañía u organización que no defina el cliente ideal correctamente, a través de la constitución adecuada de un buyer persona, está arriesgando su crecimiento en el mercado, corriendo riesgos que son innecesarios, y que pueden ocasionarle un estancamiento o un dispendio absoluto de energía y esfuerzos.

El desarrollo de nuevos productos, el modo en que aquellos son ofrecidos a los potenciales clientes, y el éxito en la incorporación de aquellos en el mercado, se debe en gran medida a conocer de manera exhaustiva al individuo al cual el bien o el servicio va dirigido.

La empresa que no defina un buyer persona no va a lograr comprender cabalmente la relación y la esperanza que el potencial y futuro cliente tiene con relación a la marca, al bien o al servicio que se ofrece, o incluso a la competencia.

Conclusión:

La creación de un buyer persona es una estrategia digital rica y nutritiva, que posibilita encausar de manera satisfactoria la venta del bien o del servicio en cuestión.

Es importante conocer al sujeto que va a adquirir el producto que la empresa brinda, y poner el esfuerzo y la energía en alcanzar el mayor número de potenciales clientes que se pueda. La creación de un buyer persona para conseguir este objetivo resulta entonces, trascendental.

Compartir
Publicá tu comentario

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Y ENTERATE DE TODAS NUESTRAS NOVEDADES

¡Gracias por suscribirte!

Pronto recibirás noticias nuestras.